viernes, 7 de abril de 2017

Vacas


Hablando de vacas, me molesta que el DRAE solucione la entrada de este animal definiéndolo como “hembra del toro” y haya que acudir al toro para saber de qué estamos hablando. Esto es tan escandaloso como si buscáramos a Montserrat Caballé en Wikipedia y apareciera “esposa de Bernabé Martí”. El prestigio y la importancia de algunos animales en su versión hembra es mayor que en la versión macho, y el toro, por más fiesta nacional que tenga, no llega ni a las ubres de la vaca, aunque los académicos no lo sepan. Lo mismo ocurre con la oveja, en el DRAE “hembra del carnero”. No tengo nada en contra del carnero, pero..., ¿quién coño conoce a ese señor?