sábado, 5 de mayo de 2018

Convocatoria


Ya me he cansado de ser el pletórico de mí mismo. Ya no quiero ser Juan Increíble. Me creía tan diferente, ay, tan diferente, que dormía rodeado de pomelos sobre un espejo centillizo.

Estaba pintando los gatos de verde y Simón Peres ordenó el ataque. Cuando entraron los tanques, me sorprendieron tecleando la palabra jacinto. No me digas de nuevo que mi bulbo se llama cobarde: ¿No ves que soy un mes de enero, que soy un sábado, un día 31?

Ya no quiero ser poeta de luna sino de tierra. Ya no quiero guitarras ni violetas. Quisiera tener un poco de agua para saciar las bocas de los muertos, un pentagrama que arregle los mapas, una vela de paz, una justicia. Quisiera dar a luz a una niña y llamarla Gaza.

Hoy. Sábado. En Xixon. En Sevilla. En Fuenlabrada. En Lleida. En Rivas. En Granada. En Getafe. En Córdoba. En Leganés. En Salamanca. En Madrid. En Valencia. Recital simultáneo contra la ocupación de Gaza.

La poesía ha vuelto y yo no tengo la culpa.