viernes, 11 de mayo de 2018

La lucidez de los godos


Esa técnica que usaban los godos a la hora de tomar una decisión importante, la de discutirla ora sobrios ora borrachos y solo actuar cuando las dos eran coincidentes, me parece un ejemplo formidable de sabiduría. Precisamente porque creemos que las decisiones hay que tomarlas en calma y en frío, de la forma más objetiva posible, el mundo en que vivimos es tan mediocre, tan aburrido y tan cobarde. Pero si diéramos las mismas oportunidades al alcohol, esto es, al entusiasmo sin el cual las acciones grandes son imposibles, el mundo sería mucho más loco, variado y digno de vivirse. Si los godos hubieran tomado todas sus decisiones cuando se hallaban sobrios, no habrían pasado a la posteridad: solo a unas tribus de borrachos se les pudo ocurrir que podían conquistar el Imperio Romano.